Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Mantenimiento:

Los cerramientos POOL PROTEKTOR ® son libres de mantenimiento, es decir que no requieren pintura en la malla, ni lubricación para el caso de las bisagras; los elementos vienen protegidos contra los rayos Ultra Violeta, por tanto no se van a quemar por el sol, no se van a corroer, desteñir o ceder por efectos de un uso normal o por estar a la intemperie.

Los cerramientos POOL PROTEKTOR ® se pueden lavar con agua, en el evento de presentar manchas de grasa se puede usar detergente ó jabón, restregando suavemente con un cepillo suave, evitando hacerlo muy fuerte en las zonas de costura del borde y juagando bien posteriormente.

 

Al ser retirado el cerramiento, deben enrollarse adecuadamente y almacenarse en un sitio en que no haya acceso a mascotas o animales que puedan morder la malla y los bordes, así mismo los rollos no deben ser recargados en superficies cortantes o sucias que lo puedan cortar o manchar. Una vez instalado, por la tensión, el cerramiento no puede ser mordido por un animal.

 

Para desmontarlo, se debe en primer lugar soltar y retirar la puerta y posteriormente retirar en orden los módulos teniendo en cuenta la posición de los mismos ya que no todos los módulos son iguales y se deben ajustar según la piscina, por tanto no todos se pueden colocar en el mismo sitio, hay que montarlos en orden.

Para el montaje, se debe empezar por la puerta primero y las secciones en el orden en que estas se desmontaron.